Retenes al interior de la Gobernación: padecimiento de los contratistas

 Retenes al interior de la Gobernación: padecimiento de los contratistas
Compartir

Arauca, 1 de abril de 2019-.  Es un secreto a voces, que presuntamente algunos funcionarios de la Gobernación de Arauca, sobretodo en oficinas como Planeación, Infraestructura y en la Secretaría Privada, no mueven una hoja si no se “aporta” el 3% del contrato o del acta parcial, convirtiéndose en una práctica común.

Ningún contratista hasta ahora se atreve a levantar la voz, ya que de inmediato queda por fuera de cualquier licitación futura; sin embargo, en voz baja se asegura por ejemplo que en la Secretaría Privada se retienen las cuentas de manera injustificada y que allí se estaría cobrando hasta el 3% de “comisión”, para que la cuenta siga su trámite.

Comprobarlo es muy sencillo, dicen los afectados, solo basta con hacerle un seguimiento a las cuentas y se encontrará que en algunas oficinas pueden pasar semanas y hasta meses, sin que exista motivación legal alguna para ello, quedando “congeladas” hasta que se lleve el “aporte”, como lo han llamado los afectados.

Igualmente preocupa, que ningún contratista ponga en conocimiento a los entes de control sobre esta situación o interponga las acciones legales del caso, pero la oficina de Control Interno, la Procuraduría General de la Nación y la misma Fiscalía General, pueden hacer un seguimiento y determinar los lugares donde de manera injustificada se “detienen” las cuentas o se demoran los trámites que realizan contratistas y ciudadanos de la Gobernación de Arauca.

Muy poco se logra desde las redes sociales y medios de comunicación, cuando se hacen las denuncias públicas, si los directos afectados no ponen en conocimiento a las autoridades de estas irregularidades, lo que resulta igualmente preocupante y los convierte en cómplices y hasta patrocinadores, de la campante corrupción que afecta a la mayoría de oficinas públicas.

Para acabar con la corrupción, los contratistas deben ser los primeros en erradicar estas prácticas y  denunciar lo que sucede, porque en ultimas, quien termina perdiendo es el pueblo, ya que a lo contratado se le debe restar por lo menos el 30% que se lleva la corrupción, dejando así el camino abierto para obras inconclusas o de mala calidad, las que son el común denominador en Arauca.

Fuente: la voz del cinaruco

La Opción Radio

Leave a Reply