Fuerza de Tarea Quirón se pronuncia por hechos en los que perdió la vida un Escolta de la UNP; la Joel Sierra reclama celeridad

808 views Leave a comment
Spread the love

Arauca, 23 de septiembre de 2019-.  La denuncia de un presunto secuestro de un comerciante y el robo de un vehículo en el corredor de la vía de La Soberanía entre Pamplona y Saravena generó una alerta entre las autoridades. En esta confusa situación resultó impactado un vehículo de la Unidad Nacional de Protección UNP donde perdió la vida un escolta y resultó gravemente herida una dirigente social que se trasladaba desde Cúcuta en Norte de Santander, hasta el municipio de Saravena en el departamento de Arauca. Una comisión especial de la Fiscalía General de la Nación se desplazó al sitio para investigarlo.

En un comunicado de cinco puntos, el Comando de la Fuerza de Tarea Quirón explicó el hecho. Dice que desde el vehículo de la Unidad Nacional de Protección UNP que transportaba  a la dirigente social y defensora de los derechos humanos, Yolanda González García se omitió una señala de pare y se disparó contra las tropas las que reaccionaron, muriendo el escolta Ezequiel Méndez Riveros y resultando gravemente herido la protegida. Esta es la comunicación de la institución castrense.

La Fuerza de Tarea Quirón, orgánica de la Octava División del Ejército, se permite informar a la opinión pública que:

En las últimas horas se desarrolló una operación de control territorial en zona rural del municipio de Toledo, Norte de Santander, tras la solicitud y alerta generada por la Policía Nacional sobre el posible secuestro de un comerciante y el hurto de una camioneta realizada entre los municipios de Pamplona y Saravena.

Una vez conocida la situación, las unidades militares de la Décima Octava Brigada, activaron dos puestos de control sobre la vía de La Soberanía. De acuerdo a lo informado por las tropas, en el primer puesto de control, ubicado en el sector conocido como el cerro de La Virgen, corregimiento Samoré, municipio de Toledo, Norte de Santander, pasaron dos vehículos, el segundo de los cuales tenía las mismas características reportadas en el caso del posible secuestro. Este vehículo hizo caso omiso a la señal de pare, y desde su interior se abrió fuego contra los soldados, lo que produjo un intercambio de disparos que permitió la captura de dos sujetos que resultaron heridos y la incautación de dos armas cortas.

Un tercer individuo que se movilizaba en el carro como conductor, emprendió la huida realizando disparos, presuntamente con arma corta, en contra de los uniformados.

De inmediato se dio aviso a las tropas ubicadas en el segundo puesto de control instalado unos kilómetros adelante en el sector de la vereda El Encanto, corregimiento Samoré, municipio de Toledo, Norte de Santander.

De acuerdo con lo informado por la Unidad, a este puesto de control llegó el vehículo tipo camioneta de color rojo que hizo caso omiso a la señal de pare realizada por el personal militar, presentándose una sucesión de disparos. En esta acción fallece un sujeto y queda herida una mujer quien recibió los primeros auxilios por parte de los enfermeros militares y fue evacuada en helicóptero junto con los otros dos heridos del primer evento, al hospital del municipio de Saravena.

Al sitio de los hechos se desplazó el Comandante de la Fuerza de Tarea Quirón y una comisión especial de la Fiscalía del departamento de Arauca para realizar las investigaciones correspondientes.

El Comando del Ejército Nacional ordenó de manera inmediata el envío de una comisión en cabeza del Inspector General del Ejército, quien de manera interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación trabajará en el esclarecimiento de lo sucedido.

Por su parte, la Fundación de Derechos Humanos “Joel Sierra”, dice que el actuar de la fuerza pública está encaminada a asesinar en estado de indefensión a las víctimas, argumentando que la militarización no es garantía de protección de la vida e integridad de los civiles y constituyen un riesgo de vulneración de los derechos humanos. La Ong pidió a las autoridades que se investigue este confuso hecho. Se espera que el escolta sea trasladado desde Cúcuta al municipio de Saravena donde recibirá cristiana sepultura, mientras que la dirigente social viene recibiendo atención médica en el hospital del municipio de Saravena.

Esta es la comunicación:

NUEVAMENTE MIEMBROS DE LA FUERZA PÚBLICA ARREMETEN SU ACCIONAR DE GUERRA CONTRA LA POBLACIÓN CIVIL

Desde la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra, se ha venido visibilizando constantemente las múltiples vulneraciones de los Derechos Humanos y del DIH por parte de los actores armados.

Sin embargo, estos hechos siguen presentándose en el territorio. Esta vez la agresión fue contra la lideresa social y defensora de derechos humanos de las mujeres Yolanda González García.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del día 19 de septiembre en inmediaciones del sitio conocido como el Alto de la Virgen, sector la Piazzola departamento de Norte de Santander, cuando la dirigente se transportaba por la vía de la Soberanía en el vehículo otorgado por la UNP como medida de protección y que era conducida por su escolta, Ezequiel Méndez Rivero. Al llegar a un retén militar y atendiendo la señal de pare el conductor detiene el vehículo y se presenta como miembro de la UNP, así mismo, indica que va con su protegida, sin embargo, los militares no ponen atención a sus palabras y de manera violenta les indica a gritos que se bajen del vehículo. Ante esta situación la lideresa, decide bajarse del carro para ver cuál era la dificultad, pero es increpada para que levantara las manos, seguidamente los militares accionan sus armas de dotación asesinando al señor Ezequiel Méndez y causando heridas a la dirigente social, propinándole tres impactos de arma de fuego, dos de ellos en una de sus extremidades superiores, y otro a la altura de la cabeza.

Lo anterior da cuenta del actuar de la fuerza pública encaminado a asesinar en estado de indefensión a las dos víctimas; la lideresa Yolanda, sólo fue atendida cuando una persona de civil se da cuenta que ella está viva e indica que deben salvarle la vida.

Hechos como este demuestran una vez más que la militarización no es garantía de la protección de la vida e integridad de los civiles sino todo lo contrario, constituyen un riesgo inminente de vulneración de derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.

Además reiteran la situación de los líderes y lideresas sociales, que vienen siendo asesinados, perseguidos, amenazados, encarcelados y estigmatizado, en el genocidio cuyos rigores se han incrementado y que en lo corrido de este año van 155 asesinados.

Hecatombe humanitaria que el Estado ha querido minimizar y legalizar, con afirmaciones que pretenden ligar la responsabilidad a pleitos por cuestiones económicas o sentimentales, o relacionados con supuesta participación de los líderes sociales y defensores de derechos humanos en actos delictivos.

Exigimos al Estado colombiano, cumplir con su obligación legal y constitucional de proteger a los líderes y lideresas sociales en su vida y posibilidad de desarrollar su acción que además de legal y legítima es absolutamente necesaria para la sociedad. Igualmente adelantar por intermedio de sus órganos de justicia y control las investigaciones para esclarecer estos hechos.

A la comunidad nacional e internacional, los invitamos a continuar monitoreando la grave crisis social y humanitaria a la que ha sido llevado el país, y realizar las exigencias al Estado determinarse por sus responsabilidades en esta materia.

POR LA DEFENSA DE LA VIDA, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERMANENCIA EN EL TERRITORIO

FUNDACIÓN DE DERECHOS HUMANOS JOEL SIERRA

NUESTRA ACCIÓN SOCIAL ES LEGAL Y LEGÍTIMA

Author Bio

La Opción Radio

No Description or Default Description Here

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario